Color





OMS: Cuba es el país de América Latina con mayor índice de suicidios


En 1996 se quitaron la vida en la Isla 2.015 personas.
De ellas, 703 tenían entre 25 y 44 años, y 241 eran jóvenes de entre 15 y 24 años.

Cuba es el país de América Latina con mayor índice de suicidios, reveló un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicado esta semana."En América Latina se destaca en primer lugar Cuba con una alta tasa de suicido, en segundo lugar Brasil, y Colombia en un tercer lugar", dijo Jesús Ramón Gómez, psicólogo y director de la Fundación Amor a la Vida, una Organización No Gubernamental colombiana dedicada a la prevención del suicidio, informó la BBC.No obstante, la OMS -una agencia de Naciones Unidas- afirma que Latinoamérica es una de las regiones con más bajas tasas de suicidio. Lo mismo ocurre en países musulmanes y algunos asiáticos. Los índices más altos se registran en Europa del Este.En cuanto a la Isla, los últimos datos que recoge el informe son del año 1996, cuando 2.015 personas se quitaron la vida. La mayoría de ellas (1.354) eran hombres y 241, jóvenes de entre 15 y 24 años.La cifra más alta de los suicidios registrados en 1996 (370) correspondió a personas de entre 25 y 34 años. A este grupo le siguió el de las edades comprendidas entre 35 y 44 años (333); y a este, el de los mayores de 75 años (289).El informe de la OMS incluyó tablas sobre el comportamiento de la tasa de suicidios en Cuba entre 1963 y 1996.En el primer año, la tasa fue de 10,2 por cada 100.000 habitantes. En el último, la cifra había subido a 18,3.El peor año de los señalados en el documento fue 1992, con una tasa de 21,3 suicidios por cada 100.000 habitantes. Le siguió 1995, con 20,3.Según la OMS, cada 40 segundos alguien se quita la vida en el mundo. Los suicidios son casi la mitad de todas las muertes violentas que se producen y están por encima de los homicidios y las muertes en guerras."Hablar de suicidio por encima de tres por cada 100 mil habitantes debería ser un factor que encendiera todas las alarmas sociales", dijo Jesús Ramón Gómez a la BBC.Los expertos han alertado sobre el hecho de que por cada suicidio que se concreta pueden producirse hasta 20 intentos fallidos, que provocan lesiones, hospitalizaciones, y traumas emocionales.El responsable del área de trastornos mentales y cerebrales de la OMS, José Bertolote, afirmó que, si se considera este dato, alguien intenta suicidarse cada segundo.A nivel mundial, el suicidio representa el 1,4% de la carga de morbilidad, y sus efectos psicológicos y económicos repercuten fuertemente y por largo tiempo en el entorno de la víctima.Bertolote explicó que, contrariamente a lo que muchos piensan, la pobreza no es un factor de riesgo en sí misma, sino que son más bien circunstancias como la pérdida del empleo y el consiguiente deterioro del nivel de vida las que llevan a las personas a la depresión, a perder su autoestima y las ganas de vivir."El suicidio no es inevitable, pues la mayoría de personas que lo intentan en realidad no desean morir, sino poder vivir como quieren", comentó por su parte el presidente de la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio, Lars Mehlum, según citó EFE.Mehlum recalcó la importancia de la prevención médica y de tratar tempranamente los casos de depresión que pueden conducir a intentos de suicidio.



Las cifras del Paraíso

Por PABLO ALFONSO


¿Por qué se suicidan los cubanos? ¿Por qué a esta gente caribeña, amante de la sensualidad, alegre y tropical como su música y sus playas, le ha dado por quitarse la vida en cantidades tan alarmantes que colocan a la isla a la cabeza de los índices de suicidio en toda la región?

Algo anda muy mal en el paraíso castrista. El comportamiento sociocultural de los cubanos evidencia un tipo de ''atrofia'' en esa sociedad maravillosa que pregona con orgullo la propaganda gubernamental.

Lo digo pensando, además, en el caso de las familias cubanas que se niegan a parir hijos con tal vehemencia que han llevado casi a cero los índices de natalidad.

Con un índice demográfico de apenas el 0,2 por ciento el país envejece como nunca antes en su historia, en tanto el 16,6 por ciento de la población cubana ha optado por abandonar la isla.

Son cifras que deberían hacer reflexionar a los politólogos y dirigentes del país, sobre las consecuencias reales del socialismo a la castrista.

¿Por qué se produce tal comportamiento en una sociedad que registra impresionantes cifras en el ámbito de la salud, la educación y los deportes, por ejemplo?

Cuba ganó más medallas olímpicas en Atenas que el resto de los países latinoamericanos y que cualquier otro país del Tercer Mundo. Un éxito del deporte.

Las más recientes cifras de salud indican que por cada 10,000 habitantes hay 59,6 médicos; 8,8 estomatólogos y 72,4 personal de enfermería. Un éxito de la salud.

''Cuba es el único país que ha desarrollado más de 200 programas de Computación para la enseñanza en distintas materias; el país tiene el mayor número de docentes per cápita del mundo (uno por cada 36,8 habitantes); se ha logrado una tasa neta de escolarización primaria del 100 por ciento , comparable a la de naciones como Reino Unido y Canadá, y superior a la de los Estados Unidos'', afirmó Fidel Castro el lunes pasado en la inauguración del curso escolar 2004-2005.

Muy bien. Aceptemos como buenas esas cifras para preguntarnos esto: ¿por qué la dictadura castrista puede ganar medallas olímpicas, graduar miles de médicos y maestros, y becar varios miles de estudiantes extranjeros, entre otros ''lujos''; pero es incapaz de producir más azúcar; arroz, frijoles, viandas y la carne necesaria para que el cubano pueda sobrevivir con mayor holgura?

A juzgar por la evidencia y los antecedentes históricos, los regímenes totalarios no son nada eficientes a la hora de construir viviendas, arreglar alcantarillas, redes de agua potable o mantener un adecuado sistema de transporte público; sin contar, por supuesto, el disfrute de las libertades políticas.

¿Por qué se suicidan los cubanos, volándose la cabeza de un disparo, ingiriendo cualquier brevaje venenoso o prendiéndose fuego?

Las más recientes estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), organismo de Naciones Unidas, señalan que hace cuarenta años (1963) el índice de suicidios en Cuba era de 10.2 por cada 100,000 habitantes. Ahora, según la OMS, ese índice es de 18.5, muy superior al resto de los países latinoamericanos, que tienen un índice inferior al 6.5 y de Estados Unidos y Canadá, con cifras que no sobrepasan el 13.

Si se trata de analizar el tema por sexo, el estudio de la OMS precisa que el índice de suicidio para los cubanos es de 24,5 y para las cubanas de 12.0 para las cubanas. En Cuba las mujeres se suicidan menos que los hombres. En números absolutos el mayor número de suicidios ocurre en Cuba entre las edades de 25-34 años, seguido por el grupo de edades de 35-44.

''Cada suicidio supone la devastacián emocional, social y económica de numerosos familiares y amigos... El suicidio es un trágico problema de salud pública'', ha declarado la Dra. Catherine Le Galés-Camus, Subdirectora General de la OMS para Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental, en ocasión del Día Mundial de Prevención del Suicidio celebrado el viernes 10 de septiembre en Ginebra, Suiza.

Una afirmación que valdría la pena que meditaran los responsables de la dictadura castrista.

Articulo editado en el Miami Herald.

palfonso@herald.com